Nuestro cuerpo está compuesto por multitud de proteínas, y una de las más abundantes es el colágeno. Tanto articulaciones, como huesos, músculos, encías y piel están constituidas por este tipo de  fibra.

Hoy en Luad te contamos por qué es fundamental contar con un buen nivel de colágeno en nuestro organismo.

¿Qué es el colágeno?

Como hemos mencionado, el colágeno es una sustancia que puede aportar múltiples beneficios a nuestro organismo. El colágeno compone un cuarto de total de proteínas y está presente también en tendones, cartílagos, ligamentos, entre otros, aportándoles resistencia y elasticidad.

Además, es fundamental para nuestros órganos y músculos. Podemos encontrar colágeno en numerosos alimentos. Consumirlos hará que el desgaste que se produce en nuestro cuerpo de esta fibra sea mucho más lento.

Algunos de los múltiples alimentos que contienen colágeno son los siguientes:

  • Ácidos grasos: el omega 3, 6 y 9 facilitan que las hormonas se regulen porque interviene en el proceso de producción del colágeno. Este tipo de ácidos los podemos encontrar en los frutos secos y el pescado azul.
  • Vitamina A: actúa como ayudante en la síntesis del colágeno. También la podemos encuentra en múltiples alimentos como la zanahoria y el melón.
  • Vitamina C: destruye los compuestos que fomentan la eliminación del colágeno. Podemos encontrarla en frutas como las fresas, las naranjas y las mandarinas.

Los cinco alimentos más ricos en colágeno

Estos son algunos de los alimentos que cuentan con más porcentaje de colágeno. Incluirlos en nuestra dieta hará que desarrollemos más colágeno y, por tanto, ayudaremos a nuestro organismo:

  • Pescado azul: es muy rico en Omega 3 y nos ayuda a que el organismo esté prevenido frente al envejecimiento prematuro de las células. Además, previene la oxidación celular y actúa como un antiinflamatorio. Es recomendable incluir dos piezas de pescado a la semana para conseguir unos niveles de colágeno adecuados.
  • Carnes: gracias a ellas, conseguimos aminoácidos suficientes para que tanto articulaciones como cartílagos estén en buen estado.
  • Huevos: contribuye a que la masa ósea esté fuerte y prevenga enfermedades que puedan dañar la estructura de los huesos.
  • Limón: las frutas y las verduras son una fuente de colágeno. El limón contiene vitamina C, siendo así un antioxidante natural. Contribuye a formar más colágeno en nuestro organismo, haciendo que la piel se terse.
  • Fresas: las frutas cítricas son ricas en colágeno, pero las fresas son las que más destacan por ello. Consigue proteger el que ya existe en nuestro organismo de manera natural y nos aporta también múltiples antioxidantes.

El colágeno de nuestro cuerpo se desgasta con los años

Es habitual que se produzcan cambios en nuestro organismo cuando empieza a faltar colágeno. La aparición de arrugas, la flacidez, la pérdida de masa ósea e incluso molestias en articulaciones y enfermedades degenerativas son algunas de las cuestiones que pueden aparecer cuando no contamos con el suficiente nivel de colágeno en nuestro cuerpo.

Pedir cita ahora

Como hemos dicho, el colágeno es una molécula que compone los tejidos de los vasos sanguíneos que van directos al corazón. Ingerir colágeno y añadirlo a nuestro cuerpo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, fortaleciendo así el sistema cardiovascular de forma directa.

¿Por qué es necesario el colágeno?

El colágeno ofrece múltiple flexibilidad a los tejidos, haciendo que la piel se vuelva más elástica, disminuyendo así las arrugas. Por otro lado, contiene  ácido hialurónico se produce por la acción de enzimas con la capacidad de retener gran cantidad de agua.

A su vez, mejora las articulaciones gracias a sus propiedades antiinflamatiorias, ayuda a que las fibras capilares crezcan más fuertes y las uñas se fortalezcan.

Esta proteína se encuentra en todos los animales, y es una de las más abundantes de nuestro organismo porque conforma el 25% de las proteínas de nuestro organismo.

Podemos ingerir colágeno como suplemento, es importante saber qué tipo de productos se van a escoger, porque no debe incluir ni químicos, ni azúcares ni otro tipo de aditivos. Aunque también podemos optar por otro tipo de opciones para añadir colágeno de forma externa a nuestro cuerpo.

Tratamientos de ácido hialurónico para combatir la falta de colágeno

La mesoterapia facial es uno de los tratamientos más comunes para reforzar el colágeno de nuestro organismo. Aunque existen varios tipos, son dos las que nos proporcionarán esta proteína.

Mesoterapia reafirmante

Este tratamiento ayuda a mantener la estructura y la firmeza de la piel, porque se pierde con el paso del tiempo. Suele componerse de silicio, activando la producción del colágeno y la elastina.

El silicio es un oligoelemento que se encuentra en las células de nuestro cuerpo. Sus componentes principales son tanto el ácido silícico como la silícea. Estas dos moléculas son necesarias para que la piel esté firme y pueda crecer, aunque también es esencial para el cabello, las uñas, los huesos y el tejido conjuntivo.

La piel es el tejido que posee más niveles de silicio, pero disminuye con la edad. El silicio conseguido con este tratamiento ayudará a frenar la disminución del colágeno y la elastina. Podemos decir que la mesoterapia reafirmante es un tratamiento que ayuda a evitar que la piel pierda firmeza.

Mesoterapia con ácido hialurónico

La mesoterapia de ácido hialurónico es uno de los tratamientos más realizados gracias a su profunda hidratación de la piel. Este tipo de ácido hialurónico no es tan denso que el que se emplea para rellenar las arrugas faciales.

Este ácido tiene la capacidad de tener agua, hidratando así las zonas en las que se inyecta y favorecerá la estimulación del colágeno y la elastina, aportando también luminosidad al rostro.

En Luad contamos con varios tratamientos para aportar colágeno a tu piel. No dudes en contactar con nosotros si deseas recuperar la firmeza, elasticidad y luminosidad de tu piel.