Con la llegada del otoño nuestra piel comienza a sufrir con la bajada de las temperaturas, el viento y la humedad del exterior. Todo esto genera que la protección natural de nuestra piel disminuya produciendo sequedad, perdida de la luminosidad y rojeces, lo que supone una fuerte agresión a nuestra dermis.

Si nuestra piel es seca y fina poseerá unos niveles de agua y grasa muy bajos, lo que le llevara a sufrir todavía más el daño del frío y el viento, ya que ambos favorecen tanto la deshidratación como el envejecimiento.

Nuestras mejillas, nuestros labios, nuestro cuello, nuestro escote y nuestras manos son las zonas más sensibles debido a su fina piel. Son las primeras zonas en las que se verá reflejado el daño ocasionado por las bajas temperaturas, ya que además, están especialmente expuestas.

Consejos para cuidar tu piel en invierno

Por ello desde Clínica Luad, expertos en médico estética, te queremos dar unos consejos para cuidar tu piel este invierno y poder así evitar que sufra.

Hidratación.

cuidar-pielLa hidratación es fundamental para un cuidado óptimo de la piel. Es recomendable aplicarnos lociones con alto poder hidratante y combinarlas con nuestro tratamiento hidratante reparador. Esto nos ayudará a poder restablecer el nivel de agua en nuestra piel gracias al efecto regenerador que aportará a nuestra piel la luminosidad que necesitamos.

Limpieza

Para que la hidratación nos pueda dar los resultados que necesitamos, necesitamos realizarnos una exfoliación suave que nos permita eliminar las células muertas de nuestra piel. De esta manera, favoreceremos la penetración de las sustancias hidratantes y permitir la restauración de los niveles de higiene necesarios para mantener nuestro rostro perfecto.

Descubre nuestros tratamientos

Evita el agua caliente

Te aconsejamos que para tus duchas emplees agua tibia, ya que el agua caliente favorece la dilatación de nuestros capilares y la aparición de dermis de carácter utópico. Esto se debe a que el agua muy caliente nos retira la grasa que protege nuestra piel contra el frío.

Protección solar

Otra cosa que no podemos olvidar es que la radiación solar también es perjudicial para nuestra piel en los meses de frío. Debemos aplicarlos crema con un alto factor de protección solar en las zonas más expuestas al sol, manos, cuello y rostro.

Alimentación

Alimentación sanaBeber cada día dos litros de agua o incluso más no solo es beneficioso para poder mantener nuestro organismo hidratado, sino que también ayuda a mejorar de manera notable el aspecto de nuestra piel. Los alimentos ideales para la hidratación de nuestra piel son aquellos ricos en minerales, vitaminas, y antioxidantes, como son las frutas y las verduras tanto crudas como cocinadas a la plancha o al vapor y los cereales.

¿Cómo cuidar cada zona?

Rostro

Nuestro rostro es la zona que más sufre en frio al ser la más expuesta. Te recomendamos que por la mañana limpies bien tu piel y la protejas con crema hidratante antes de aplicar el maquillaje. Por la noche, deberás aplicarte una crema de noche prestando especial atención al contorno de los ojos.

Manos

En muchas ocasiones sufrimos deshidratación en esta zona que nos produce descamación o heridas. Para evitarlo deberemos aplicarnos crema de mano para pieles muy secas varias veces a lo largo del día

Labios

Nuestros labios tienden a cuartearse provocando grietas dolorosas con los cambios de temperatura. Para evitarlo deberemos emplear crema hidratante reparadora antes de aplicar cualquier barra de labios y por la noche.

Cuerpo

Aunque la piel de nuestro cuerpo está más protegida gracias a las capas de ropa que nos colocamos, también sufre con el frío. Por ello, deberás aplicarte crema corporal de hidratación profunda para pieles secas al menos una vez cada día. Acuérdate de prestar especial atención a las zonas más secas como los codos y las rodillas.

En Luad Centro Médico Estético te ofrecemos diferentes tratamientos y cuidados de belleza, para que protejas tu piel del frío invernal. ¡Contacta ya con nosotros!