Las zonas del cuello y el escote presentan signos de envejecimiento con el paso de los años, al igual que ocurre con la zona facial. Por norma general, solemos fijarnos más en los problemas que surgen en el rostro, ya que es una de las zonas que más se ve.

Pero no debemos olvidar el cuidado del cuello y el escote, ya que si no puede ser demasiado tarde y han podido aparecer tanto manchas como flacidez.

Hoy, en Luad, te contamos cómo pueden ayudarte los tratamientos médico estéticos para combatir los signos de la edad.

¿Por qué afecta el envejecimiento en estas zonas tan rápido?

La piel del cuello y el escote es mucho más fina y sensible que otras zonas. Por tanto, estas dos zonas se verán mucho más afectadas tanto por la luz solar, como por el frío o cualquier otro factor externo que pueda dañar nuestra piel.

Si no las cuidamos, el envejecimiento será más prematuro y aparecerá mucho más rápido.

Algunos de los problemas más frecuentes

Aunque son varios las afecciones que pueden sufrir las zonas del cuello y el escote, en Luad ofrecemos diversas soluciones y prevenciones a todos ellos.

Flacidez en el cuello

La flacidez es uno de los problemas que más suelen preocupar a los pacientes. Por norma general, a partir de los 35 años la piel empieza a perder su elasticidad y aparecen los primeros signos de la papada y el envejecimiento.

Combatir el envejecimiento

La pérdida de colágeno y elastina, presente en la piel, hace que se produzcan estos efectos que acabamos de nombrar. En Luad contamos con diversos tratamientos médico estéticos con los que podrás combatir este problema.

Con la aplicación de ácido hialurónico podemos conseguir que la piel vuelva a generar colágeno de manera natural y que recupere así la elasticidad que permite que la piel de cuello y escote vuelva a estar lisa y tersa.

Primeras arrugas

Al perder colágeno y elastina, podemos comenzar a notar signos de envejecimiento como arrugas en zonas del cuello y escote. Algunas pueden potenciarse debido a distintos movimientos y gestos de nuestro día a día.

Aunque se trate de un proceso natural, podemos prevenir de manera progresiva sus consecuencias. Mediante las inyecciones de botox podemos paralizar la formación de arrugas. Así, el músculo no se verá afectado por el paso de los años, los movimientos o las expresiones.

Es importante que esta técnica solo se realice por profesionales, así el producto se aplicará en las zonas adecuadas para garantizar los mejores resultados.

Deshidratación de la piel y pérdida de vitaminas

A partir de los 35 ó 40 años, tanto la piel del escote como la del cuello comienzan a perder vitaminas. De esta manera, la piel se deshidrata y hace que se vea seca, pudiendo agrietarse.

Para poder conseguir rejuvenecer ambas zonas, la mesoterapia es la mejor solución al respecto. Mediante este procedimiento se inyectan vitaminas esenciales que harán que recuperes el brillo en la piel. La mesoterapia facial está indicada para las zonas del rostro, pero también se incluyen zonas como el escote y el cuello.

Manchas en la piel del escote

Si no cuidamos bien nuestra piel de escote, tanto el sol como el calor habrán pasado factura a esta zona de la piel con el paso de los años. Si han aparecido pequeñas y numerosas manchas en esta zona, debemos combatirlas.

Pedir cita ahora

Este tipo de manchas dan un aspecto envejecido a la piel, pero existen diversos métodos como exfoliaciones o algunos tipos de láser con las que se podrán eliminar las manchas y combatir así el envejecimiento.

Es importante cuidar tanto la piel del cuello, como la del escote y el rostro. Prevenir cualquier problema antes de tener que combatir el envejecimiento con tratamientos más invasivos será fundamental.

En Clínicas Luad contamos con profesionales que te realizarán los tratamientos de medico estética con el máximo cuidado. No dudes en contactar con nosotros si deseas pedir cita para realizarte cualquiera de nuestros tratamientos.