La belleza y la médico estética, avanzan cada vez más rápido y casi diariamente, aparecen novedades que nos ayudan a tener una piel y un cuerpo mucho más bonito y sano. En los últimos meses, la televisión y las RR.SS se han hecho eco de la máscara LED. En nuestro artículo semanal, te contamos todo sobre este nuevo tratamiento y cómo combinarlo con una buena higiene facial.

¿Qué es la máscara LED?

Se trata de un tratamiento, que se realiza a través del uso de una máscara que en su interior contiene pequeñas luces LED. Estos LED (Diodos de emisores de luz de baja intensidad) actúan de diferente manera sobre nuestra piel, aportando energía sin dolor ni calor, para conseguir desde una mayor luminosidad, hasta una mejora del acné.

Esta tecnología, viene directamente de NASA. No, no has leído mal, los astronautas fueron los primeros en descubrir las increíbles propiedades de la luz LED. Y es que se dieron cuenta de que las heridas, cicatrizaban más rápidamente cuando se exponían a este tipo de luz.

A partir de aquí, la belleza y la tecnología se han unido para crear la máscara LED que ya se está convirtiendo en uno de los tratamientos punteros y más requeridos por hombres y mujeres.

Todos nuestros tratamientos

¿Cómo funciona?

 

Es cierto, que quizá, suene demasiado raro y alarmante un tratamiento a través de luces, pero para comprender mejor su funcionamiento, podemos pensar en las plantas, y la fotosíntesis. O simplemente, en los beneficios que nos reporta a nosotros el sol.

máscara LED

Estos seres vivos, son capaces de transformar la energía solar proveniente de los rayos para alimentarse, crecer y regenerar sus células. Nuestra piel, funciona de manera similar. A través de los rayos solares nosotros también obtenemos vitamina D por ejemplo.

Por ello, la máscara Led, se apoya en estos principios y al igual que con  los rayos UVA, nuestro rostro es capaz de sintetizar la energía que desprende la luz LED y ayudar a la piel en la generación de colágeno o la cicatrización entre otros. Todo ello sin la peligrosidad de sufrir quemaduras o dolor, ya que este tipo de diodos, no calientan ni producen los daños asociados a los Rayos UVA del sol.

Este objetivo, se debe combinar con una buena higiene facial que prepare la piel para este tratamiento y asegurar que la máscara consigue el efecto deseado. En las Clínicas Luad, ofrecemos un tratamiento doble de higiene facial + máscara LED para que consigas un rostro renovado y puedas beneficiarte de todas sus ventajas.

¿Qué conseguimos con este tratamiento combinado?

En primer lugar, la higiene facial es clave, no solo para preparar la piel, sino también para eliminar la suciedad y las toxinas que se acumulan en las capas superficiales de la piel y que pueden acabar produciendo puntos negros, granitos o ser causa directa del acné. Para ello, usamos los mejores productos y tratamientos más seguros que te aseguran una limpieza en profundidad, sin dañar la piel y que además dejan tu rostro hidratado y luminoso.

Tras esta higiene facial, la zona facial ya está lista para la máscara LED. Como decíamos, este tratamiento, puede combatir varios problemas, y esto es gracias al color de la luz que aplicamos sobre el rostro.

  • Luz roja: Con este color, se consigue una mejora de la circulación y se consigue estimular la producción de colágeno. Esto implica retrasar la aparición de la flacidez facial y el envejecimiento que ello conlleva además de mejorar el tono de la piel gracias a que la sangre circula más fácilmente y sentimos el rostro más vital.
  • Luz Blanca: Perfecta para pieles maduras, activa la producción del colágeno y elastina que dan estructura a la piel desde el interior y aumenta los fibroblastos que ayuda a regenerar las pieles de mayor edad.
  • Luz azul: Podemos encontrar hasta dos tonos diferentes, los cuales nos ayudan a acelerar la cicatrización y a cerrar los poros para controlar la secreción de grasa, esto es perfecto para las pieles que padecen acné. Además, tiene efectos calmantes, antiinflamatorios y antisépticos que ayudan a relajar estas pieles más sensibles o aquellas tras un tratamiento de microinyecciones.
  • Amarillo: Puede ayudar con los problemas anteriores ya que reduce el enrojecimiento, mejora la circulación. Además, ayuda a atenuar manchas y marcas en la piel para darle un aspecto más liso y bonito.
  • Verde: Equilibra la pigmentación y es perfecta para reducir arrugas finas y cicatrizar más rápidamente, disminuyendo la aparición de marcas por acné.

Antes de aplicar este tratamiento de higiene facial + máscara LED, es necesario un estudio personalizado de la piel y el rostro de cada paciente. Cada persona tiene unas necesidades diferentes y problemas a tratar. Por ello, debes poner en manos de expertos como nosotros. En Luad, realizamos un estudio de cada caso para poder aplicar el tratamiento de higiene facial y el color LED que más se adecue a tu rostro.

No te la juegues y acude a la Clínica Luad, un centro médico estético de confianza y con profesionales de verdad. Si tienes más dudas, no esperes más y contacta con nosotros aquí.