Hilos tensores ¿Qué son y para qué sirven?

Los hilos tensores son conocidos como hilos mágicos los cuales van insertados debajo de la piel para ayudar a combatir la flacidez del rostro y otras partes del cuerpo de forma efectiva y rápida, lo que puede generar un rejuvenecimiento en la persona que lo emplee.

Una de las mejores ventajas de usar hilos tensores para poder lucir una piel hermosa es que no será necesaria la intervención en un quirófano, siendo un tratamiento estético que se utiliza desde hace muchos años. Hay que tener en cuenta que es un método muy recomendado para mujeres y hombres que estén iniciando con los síntomas de la flacidez, por lo que personas muy maduras que sobrepasen los 50 años o tal vez que posean ya muchas arrugas o mucha flacidez no lograrán obtener un resultado efectivo.

La firmeza de la piel se la agradecemos al colágeno que produce nuestro cuerpo, pero con el pasar del tiempo se deja de producir la cantidad de colágeno necesaria y nuestra piel empieza a perder elasticidad volviéndose flácida. Los hilos tensores le devuelven la elasticidad y firmeza necesaria, en caso de hacer uso de los hilos en el rostro no perjudicará las expresiones naturales del mismo.

Los hilos tensores aparte de ayudar a combatir la flacidez, ayudan a que desaparezcan pequeñas marcas de arrugas que hayan empezado a generarse en el rostro de la persona. Además los hilos tensores tienen la capacidad de ayudar al cuerpo a iniciar la producción de colágeno en la zona colocada, lo que provoca que el efecto tenga una mayor duración. ¿Quieres saber más? Continúa leyendo a través del siguiente post para descubrir más acerca de los hilos tensores.

 

Belleza

¿Cómo se colocan los hilos tensores?

Es un procedimiento indoloro que tiene una duración aproximada de 30 minutos, no es necesario el uso de anestesia en la mayoría de los casos.

Se emplea una aguja muy fina que se inserte bajo la dermis, de esta manera ingresar el hilo y situarlo en la zona deseada. El hilo quedará totalmente firme y no se notará ni a la vista ni al tacto.

Los hilos tensores se colocan en zonas estratégicas del rostro o el cuerpo para lograr reafirmar correctamente.

¿Existen efectos secundarios por su uso?

El uso de los hilos es bastante recomendado por muchos médicos y los únicos efectos que podrían aparecer es que se produzca inflamación en la zona donde se colocó el hilo y es posible que se cree un hematoma que puede desaparecer con el pasar de una semana.

¿Cuánto tiempo dura el efecto de los hilos tensores?

Hay que tener en cuenta que los resultados después de colocar los hilos tensores son inmediatos pero no permanentes; los hilos logran liberar colágeno lo que permite que con el pasar de unos 3 meses se logre un efecto deseado y más natural, y puede llegar a mantener sus resultados por un aproximado de 12 a 18 meses.

En raras ocasiones los hilos pueden llegar a romperse por lo que el tratamiento sería un fracaso, donde el paciente deberá dirigirse a un profesional lo antes posible.

¿Dónde puede hacerse uso de los hilos tensores?

Como comentamos anteriormente se pueden emplear en el rostro y en algunas partes del cuerpo, aunque el rostro es el lugar donde más se emplean este tipo de tratamientos, ya sea para elevar un poco los pómulos y las cejas, reafirmando el cuello, entre otros; ayudando de esta manera a dejar la piel mucho más tersa y elástica.

Aparte del rostro algunas personas buscan combatir la flacidez en la cara interna de los brazos y los muslos, abdomen o pecho.