La lucha contra el envejecimiento de la piel es uno de los temas que más preocupan estéticamente hoy en día. La mesoterapia facial es uno de los tratamientos más efectivos a la hora de frenar este hecho.

En Luad somos conscientes de las necesidades de nuestros clientes, por eso queremos que conozcas cuáles son sus funciones así como los beneficios que aporta y cómo se aplica esta técnica.

¿Qué es la mesoterapia facial?

Es un tratamiento rejuvenecedor muy sencillo y económico. Podemos encontrar procesos de mesoterapia manuales o asistidos (sistema de inyección). Gracias a este tratamiento, los principios activos penetran en la piel multiplicando el resultado y sus beneficios. Se consigue un resultado en el que la piel queda nutrida e hidratada, además de tersa.

Normalmente, los elementos más empleados para este tipo de tratamientos son el ácido hialurónico y las vitaminas. Aunque, existen otros tratamientos que emplean aminoácidos, antioxidantes, oligoelementos o sicilio orgánico.

Con la suma de múltiples vitaminas (A, C), más el ácido hialurónico se consigue frenar el envejecimiento de la piel.

Es importante recordad que el envejecimiento se puede producir por muchos factores: estrés, mala limpieza del maquillaje, sobreexposición al sol, tabaco… Por eso, la mesoterapia facial se puede realizar tanto en jóvenes como en adultos.

¿Cuántos tipos de tratamientos existen?

Dependiendo de los resultados que queramos obtener, podemos escoger entre varios modelos de mesoterapia.

Mesoterapia reafirmante. Este tipo de tratamiento ayuda a que la piel mantenga su estructura y firmeza, ya que ésta se pierde con el paso del tiempo. Se compone principalmente por silicio, activo que estimula la producción de colágeno y elastina.

Para ser más exactos, es silicio es un oligoelemento que se encuentra en las células del cuerpo. Sus componentes principales son el ácido silícico y la silícea. Estas dos moléculas son necesarias para la firmeza y el crecimiento de la piel, pero también para el cabello, las uñas, los huevos e incluso el tejido conjuntivo.

Principalmente es la piel quien posee más tejidos con silicio, pero con la edad, va disminuyendo. Por eso, el silicio que se consigue a través del tratamiento de mesoterapia intervendrá en la disminución del colágeno y la elastina, para que nuestra piel no siga perdiendo estas dos propiedades. Es decir, este tipo de tratamiento ayuda a evitar la pérdida de firmeza de la piel.

¡Pide tu cita!

Mesoterapia facial con vitaminas. Indicada para prevenir o tratar el envejecimiento de la piel. Quién puede aplicarse este tratamiento son tanto las personas jóvenes de más de 30 años, que empiezan a mostrar los primeros signos de envejecimiento, como en personas mayores como complemento de otros procedimientos. Revitaliza y tonifica la piel desde las primeras sesiones.

Mesoterapia con ácido hialurónico. Este tipo de procedimiento es el más empleado debido a los beneficios que aporta en la hidratación profunda de la piel. El ácido hialurónico que se utiliza en esta mesoterapia es mucho menos denso que el empleado para rellenar las arrugas faciales.

Este ácido es una molécula capaz de retener agua, hidratando así las zonas en las que se inyecta y favoreciendo a su vez la estimulación del colágeno y la elastina. Además, aporta también luminosidad al rostro.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

El procedimiento a seguir es muy sencillo. Sobre la piel limpia, se aplica primero una crema anestésica durante 30 minutos. Aunque no es doloroso, algunas personas prefieren no notar ningún tipo de pinchazo.

El segundo paso es retirar la anestesia para infiltrar la sustancia deseada, empleando agujas muy finas. La anestesia no se aplica mediante inyección, como hemos mencionado antes se aplica mediante crema.

Dependiendo de las necesidades de cada paciente, y lo que se desee cubrir, se podrá infiltrar un cóctel de sustancias para conseguir así un resultado óptimo.

 

Por último, tras finalizar la sesión de inyección, se pueden repetir estas fases en función de los objetivos de cada paciente. Por ejemplo, se pueden realizar de tres a seis sesiones como tratamiento de choque, o sesiones de mantenimiento (una sesión cada dos o tres meses).

¿Cuáles son los beneficios de la mesoterapia facial?

Este tipo de tratamiento ofrece unos resultados óptimos para prevenir y tratar el envejecimiento de la piel tanto en la cara como en el cuello o incluso escote y manos. Gracias a las propiedades de las sustancias que se inyectan, se despiertan las funciones cutáneas.

  • Afina las micro arrugas
  • Aumento de hidratación en la piel
  • Mejora la calidad del tejido de la piel en todas sus capas
  • Indicado también para las arrugas del cuello
  • Fortalece el tejido conjuntivo
  • Piel lisa, firme, sana y brillante
  • El tono de la piel se homogeneíza
  • Previene la aparición de pigmentaciones
  • Se disminuyen las arrugas pequeñas
  • Frena el envejecimiento prematuro
  • Aumenta el poder de protección de la piel
  • Mantiene la estructura de la piel y su firmeza

¿Se debe tener algún cuidado especial tras el tratamiento?

Después de realizar la mesoterapia facial, se deben seguir unas recomendaciones específicas y cuidados indicados por el doctor que la realiza.

Aunque, algunos de ellos son:

  • Evitar el calor local los primeros días
  • Evitar la exposición al sol y rayos UVA hasta la absorción total de las sustancias inyectadas
  • Repetir el tratamiento cada 9 meses o un año para conseguir la firmeza total de la piel

En Luad contamos con profesionales expertos en tratamientos médico-estéticos. Contacta con nosotros o ven a visitarnos si tienes alguna duda, estaremos encantados de asesorarte.