Cuando hablamos de microdermoabrasión nos referimos a una técnica que tiene como objetivo rejuvenecer la piel. Es decir, se elimina la piel vieja y se estimula el crecimiento de piel nueva. Podemos decir que es una abrasión leve sobre las capas más superficiales de la piel.

Hoy en Luad te contamos en qué consiste.

¿Qué es la microdermoabrasión?

La microdermoabrasión es un tratamiento estético que cada vez se realiza más. Gracias a ella podemos disfrutar de un rostro sano, joven, luminoso y libre de impurezas. Este método es similar a otros procedimientos como el peeling, el peeling químico y la exfoliación.

Mediante la microdermoabrasión se eliminan las capas más envejecidas y superficiales del rostro gracias a un cepillo rotatorio con puntas de diamante. Así se mejora la apariencia del rostro mediante una técnica menos agresiva que en otros métodos, como en el peeling.

Con la microdermoabrasión se consiguen ablandar y eliminar todo tipo de imperfecciones como los puntos negros y blancos para limpiar el rostro en profundidad y permitir así que las capas más sanas de la piel salgan a la superficie. De esta manera también se fomenta la producción de colágeno de manera natural.

¿Para qué sirve este procedimiento?

Aunque dependerá de cada paciente el número de sesiones que se deban realizar, gracias a este tratamiento se podrán ver diferentes cambios positivos en tu rostro:

  • Se retira la piel envejecida
  • Se eliminan imperfecciones y se cierran los poros
  • Se suaviza el rostro
  • La producción de colágeno aumente consiguiendo así más firmeza
  • La piel consigue una mayor luminosidad
  • Se reactiva la circulación facial
  • Se atenúan las manchas, cicatrices y estrías
  • Combate los signos del envejecimiento facial

Podemos decir que, gracias a la microdermoabrasión, conseguimos una piel más suave, limpia y sana que te ayuda a verte y sentirte joven.

¿Cuántas sesiones se necesitan y dónde se pueden realizar?

Este procedimiento es muy sencillo, aunque se tiene que hacer por profesionales si se quiere conseguir unos resultados impecables, sin consecuencias.

Como este tratamiento es poco agresivo, incluso las pieles sensibles pueden disfrutar de él, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Pedir cita ahora

En Clínica Luad realizamos un estudio personalizado para cada caso y te asesoramos según tus características y tipos de piel.

Nuestros profesionales podrán ayudarte y asesorarte sobre las sesiones que necesitas, así los resultados se prolongarás y se mejorará el estado del rostro. Aunque, por norma general, la microdermoabrasión se aplica de 3 a 5 sesiones.

Normalmente cada sesión puede durar de 15 a 45 minutos, según el tipo de piel, la calidad y el estado en el que se encuentra.

¿Se deben tener precauciones o cuidados posteriores?

Como hemos comentado antes, la microdermoabrasión es un tratamiento menos agresivo que otros que tienen el mismo objetivo. De esta manera incluso las pieles más sensibles se pueden someter a este tratamiento sin ningún problema.

Al ser un tratamiento poco agresivo, no se necesita recuperación y el paciente puede volver a su día a día sin ningún problema. Aunque la única precaución que se debe tomar es la prevención de rayos solares.

Después de realizarse este tratamiento, la piel puede encontrarse en un estado más delicado, por lo que es necesario evitar el sol en las horas y épocas donde su incidencia es más fuerte, para que la piel no sufra.

Para algunos pacientes, y en algunas ocasiones, es recomendable una crema de calidad e hidratante para preparar la piel y aplicarla tras el tratamiento. De esta manera la eficacia de la microdermoabrasión será mayor, y ayudará a que la piel se recupere antes.

Riesgos y beneficios de la microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un tratamiento no quirúrgico, seguro, que proporciona múltiples beneficios. La microdermoabrasión reduce o elimina las líneas finas, las arrugas y otros signos de envejecimiento del rostro. Además, atenúa las cicatrices del acné y otras cicatrices leves. De esta manera la piel tiene una apariencia fresca y saludable.

Como hemos mencionado, el procedimiento también es óptimo para pieles sensibles. Además, la microdermoabrasión no tiene ningún riesgo. En ocasiones, algunos pacientes pueden presentar una leve irritación tras el tratamiento de microdermoabrasión, pero no es algo por lo que se deba preocuparse porque este efecto desaparece pasadas unas horas.

Si deseas realizarte este tratamiento, no dudes en contactar con nosotros. Contamos con profesionales expertos en medico-estética que garantizan unos resultados óptimos.