En ocasiones anteriores os hemos hablado sobre nuestros tratamientos de estética como el peeling, hoy os comentaremos sus beneficios, y aclararemos las diferencias respecto a la exfoliación. Descubre toda la info a continuación. ¡No escondas tu rostro, renueva su vitalidad!

La exfoliación: Un aliado para el cuidado diario.

Antes de comenzar con nuestros tratamientos de estética, queremos daros a conocer la exfoliación, sus beneficios y cómo elegir un buen producto.

La exfoliación, es una tratamiento facial –o corporal- para la higiene cotidiana y cuidado de la piel. Gracias a los productos de exfoliación, que cada vez son más eficaces y también respetuosos con la dermis, podemos mantener nuestro rostro libre de impurezas desde casa.

¿Qué conseguimos con la exfoliación?

Rostro A través de los productos exfoliantes, podemos actuar en las capas superficiales de la piel. Las micro-partículas que incluyen, ayudan a arrastrar la suciedad y retirar las toxinas más arraigadas en los poros de la piel.

Y a su vez, también confiere beneficios que perduran sobre el rostro con su uso continuado, como por ejemplo, revitalizar la piel, conseguir mayor luminosidad y activar la circulación para la mejora del tono y una piel más sana.

¿Qué busco en mi producto de exfoliación?.

Como siempre, debes escoger el exfoliante, acorde a las características de tu rostro. En primer lugar piensa qué tipo de piel tienes: grasa, seca, o mixta. Hay productos para todo tipo de pieles, más hidratantes, en diferentes texturas, etc.

Además, evita los más agresivos, busca un producto que respete el pH de tu piel, y en el caso de que tu piel sea extremadamente sensible, deberás controlar el grado de exfoliación.

Esto, depende en gran medida de las micropartículas exfoliantes, que pueden ser de diferentes tamaños y ser de diferentes elementos que provocarán un mayor o menor efecto abrasivo sobre la piel.

Confía en los asesores de tu tienda de confianza para escoger el que más se ajuste a tu tipo de piel.

El peeling facial: Rostro renovado.

Para nuestros nuevos lectores, comenzaremos explicando qué es un peeling facial. Se trata de un procedimiento estético que ayuda a eliminar las capas superficiales de la piel para dejar que aparezcan las capas de la dermis que se encuentran en un estado más joven y sano.

De esta manera, conseguimos eliminar las imperfecciones más superficiales pero también se pueden conseguir resultados tan increíbles como atenuar arrugas, o las manchas.

Todo sobre el Peeling Químico

El peeling facial, puede ser de diferentes intensidades. A mayor intensidad, mejores resultados, pero no siempre es el mejor tratamiento para cualquier tipo de piel, ya que está también sufre. Este tratamiento de peeling, debe ser aplicado por expertos autorizados de estética, por lo que a diferencia de la exfoliación, vamos a tener que recurrir a un centro especializado como Luad.

Además, gracias a su eficacia, este tratamiento no va a tener que ser aplicado semanalmente como ocurre con la exfoliación sino que solo debes recurrir a el una o dos veces al año.

Beneficios del peeling

Rostros de mujeres escondidosYa hemos adelantado algunos, pero con el peeling, podemos conseguir muchos más beneficios que con la simple exfoliación.

  • Retirar las impurezas
  • Limpiar los poros
  • Eliminar las capas superficiales de la piel más envejecidas
  • Aparece la piel renovada
  • Rostro más terso
  • Mayor hidratación
  • Desaparecen manchas y arrugas

Pero además, gracias a que el peeling incluye productos específicos para el rostro y penetran en las capas más interiores de la piel, también vamos a poder ver una mejora a largo plazo. Esto se debe a que conseguimos aumentar la producción de colágeno, eslastina y ácido hialuronico, que como ya sabréis son claves en el mantenimiento de la estructura de la piel así como en su hidratación.

Algunas consideraciones respecto al peeling.

El peeling, además, es un proceso de renovación de la piel, por lo que deberemos ser cuidadosos y seguir las instrucciones del experto en estética.

Debes saber que tras el tratamiento, el rostro se va “pelando” y las capas envejecidas de la piel se van desprendiendo paulatinamente durante 5 ó 7 días.

Además, ya que la piel se encontrará en un estado delicado, es de vital importancia que utilices un protector solar de máximo factor para evitar los daños de los rayos solares. Estamos en una época perfecta para realizarte este tratamiento, ya que la incidencia del sol es mínima y puedes proteger tu piel con mayor facilidad.

Ahora es tu turno, visítanos en Clínica Luad y estudiaremos tu caso de manera personalizada. Como expertos te asesoraremos sobre qué intensidad de peeling es más necesaria para tu rostro y te daremos toda la información.

Pide tu cita