Las pestañas son uno de los elementos de nuestro rostro al que más solemos prestar atención. Por norma general, todas nos aplicamos casi diariamente máscara de pestañas para realzarlas. Hay tantos tipos de pestañas como personas: cortas, rectas, rubias, poco pobladas… Pero existen tratamientos que pueden hacer que las pestañas cobren vida propia.

En Luad contamos con permanente y tinte de pestañas, la solución perfecta para conseguir unas pestañas bonitas y cuidadas. ¿Quieres saber más acerca de estos procedimientos? No te pierdas el artículo de hoy.

Permanente de pestañas

Este tratamiento es muy sencillo de realizar, y consigue rizar cada pestaña de forma natural para realzar la mirada. Aunque la ondulación de la pestaña dependerá siempre de la largura que tengas en ellas y del resultado que pretendas obtener.

Como decíamos, es un tratamiento muy simple en el que sólo se aplica un líquido especial, un bigudí y se deja actuar durante 20 minutos. Los resultados duran de uno a tres meses aproximadamente, y aunque las primeras 48 horas es recomendable no mojarlas, lo cierto es que posteriormente a ese periodo se pueden mojar y no pierden la forma.

Podemos decir, entonces, que la permanente de pestañas es una técnica que se emplea para rizar las pestañas naturales desde la raíz a las puntas para acentuar su curvatura y conseguir una mirada más expresiva.

El tratamiento se realiza de la siguiente manera: se emplea un pequeño bigudí adaptado al tamaño de las pestañas. A continuación se adhiere a las pestañas con un pegamento especial y se aplica en la pestaña un gel permanente específico para poder rizarlas. Este gel tiene que actuar durante 15 minutos. Finalmente, se aplica un gel neutralizador durante 10 minutos y se retiran tanto el gel como el mini bigudí.

Pedir cita ahora

Tenemos que tener en cuenta que, tras tres o cuatro meses, las pestañas volverán a su estado natural. Además, es importante que acudas a un centro profesional y especializado para no correr ningún riesgo y no estropear tus pestañas naturales. Contar con un especialista titulado que sea experto en este tipo de procesos es fundamental porque los ojos son una zona complicada de tratar.

¿Qué es el tinte de pestañas?

El tinte de pestañas es el complemento ideal a la permanente de pestañas, ya que con este tratamiento se les proporciona una coloración más oscura, realzando aún más la mirada.

Normalmente, los colores disponibles para realizar el tinto son el negro, el marrón, y el azul. El resultado del tinte suele ser de mes y medio, y aunque es un complemento a la permanente, se pueden teñir independientemente de ésta.

El tinte de pestañas se aplica para aportar color y luminosidad al ojo, para aumentar la intensidad de la mirada. Es decir, el tinte de pestañas consiste conseguir aportarles color, luminosidad, volumen y densidad.

En primer lugar, se desmaquillan cuidadosamente los ojos, se cubren los párpados con crema protectora, se aplica el tinte con los párpados cerrados sobre un papel adherente y en 10/15 minutos el tratamiento estará realizado. Es decir, el proceso sería el siguiente:

  • La esteticista desmaquillará por completo el rostro y las pestañas
  • Colocará algodones bajo el párpado inferior para evitar manchas y proteger la piel
  • Con un pincel o bastoncillo de algodón aplicará el tinte en las pestañas superiores, desde la raíz hasta las puntas.
  • A continuación teñirá las inferiores
  • Transcurridos 10-15 minutos, se limpiarán las pestañas y retirarán el tinte con un algodón o un pequeño paño humedecido en agua.

Los productos empleados para el tinte de pestañas tienen sustancias protectoras del pelo y aumentan también su brillo natural.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre la permanente de pestañas y el tinte de pestañas?

La permanente y el tinte de pestañas son dos técnicas totalmente distintas entre sí. Por un lado, la permanente de pestañas proporciona un rizo natural a ésta. Es decir, cuanto más larga sea tu pestaña natural, más se notará el rizo. Mientras que el tinte de pestañas realza la mirada, porque oscurece la pestaña, no se consigue el mismo efecto de curvatura y longitud.