Con la llegada del verano, muchas personas no se sienten seguras a la hora de ir a la playa o la piscina porque les puede producir complejo y no están a gusto consigo mismas. Las vendas Arosha permiten reafirmar, remodelar y eliminar la celulitis.

Para quienes cuenten con zonas problemáticas en las que hay exceso de grasa, celulitis, retención de líquidos o deshidratación, este tratamiento es la solución ideal.

¿En qué consiste este método?

Este tratamiento es originario en Italia, y fue creado por expertos en medico estética. Basándose en los métodos de curación de los antiguos egipcios, este tratamiento actúa en el cuerpo solucionando problemas diversos.

Las vendas están impregnadas con diferentes principios activos y se emplean para envolver la zona deseada y conseguir que la piel absorba todos los componentes con los que se puede conseguir hidratar, remodelar y eliminar la celulitis.

Como hemos mencionado, las vendas están impregnadas de una solución, y en bolsas esterilizadas e individualizadas para asegurar una higiene extrema. Además, hay de distintos tipos para reafirmar, remodelar, hidratar, reducir, tonificar, etc.

Además, como no manchan, el paciente no necesita ducharse sin ningún tipo de aclarado en la piel. De esta manera, el método es seguro y cómodo.

¿Cómo funcionan las vendas Arosha?

Tras realizar un estudio en el que se encuentran las zonas más problemáticas, se determina el tratamiento más adecuado y los profesionales de la clínica médico estética aplican este tratamiento.

Las vendas se pueden utilizar para zonas como caderas, piernas, abdomen, pecho, glúteos y brazos. Cada zona se vendará para que se ejerza una ligera presión que ayudará a tonificar. Es importante acudir a centros especializados donde los profesionales tengan conocimientos para colocar estas vendas de forma correcta y obtener así buenos resultados.

Con Arosha tonificas, hidratas, calmas la piel y consigues un efecto anti-inflamatorio para las zonas más cansadas.

Cuando la zona a tratar está envuelta en las vendas, los principios activos penetrarán en la piel gracias a la sudoración que se produce con este método. Así, los principios actúan en las células de la piel y los tejidos adiposos para tratar desde el interior y cumplir con su objetivo.

¿Qué se puede conseguir con este método?

La celulitis es uno de los problemas que se pueden combatir. Se puede ayudar a reducir las acumulaciones del tejido adiposo gracias a las soluciones que contienen las vendas. Los ingredientes, como cafeína u otros extractos, ayudan a drenar y eliminar las toxinas. Además, se acelera el metabolismo para favorecer la quema de grasas.

Este tratamiento incluye también Centella astíatica, que ayuda a reafirmar y dar elasticidad a la piel para acabar con el efecto de piel de naranja y calma la zona a tratar.

Reafirmar y remodelar es otro de los objetivos que se prefieren conseguir con este tratamiento. Las vendas Arosha también ayudan a las pieles que pierden su elasticidad o cuando buscamos esculpir una zona concreta donde se acumula grasa o líquido.

Los activos empleados en este tratamiento son la cafeína, la centella asiática para drenar, el ácido hialurónico, el ginsen y aminoácidos, que ayudan a activar la producción de colágeno y elastina en la piel para reafirmar y remodelar.

Con estas vendas conseguimos una piel mucho más tersa, reducimos la flacidez y se fomenta la producción de activos naturales desde el interior que consiguen prologar todos los resultados.

Pedir cita ya

Si tu piel está seca, deshidratada y ha perdido su luminosidad, Arosha también tiene solución para ello. Cada una de sus soluciones, con las que se impregnan las vendas, tienen activos hidratantes para ayudar a la piel a combatir la sequedad y conseguir un aspecto revitalizado.

El tratamiento para tonificar la piel contiene potentes activos que la hidratan y le devuelven su luminosidad. Así, las zonas a tratar serán más vitales y sanas.

El tratamiento ofrece resultados casi instantáneos, porque la piel se tonifica e hidrata desde la primera sesión. Además, puede llegar a reducir hasta 3 cm. Sólo tienes que decidir cuáles son tus objetivos y confiar en una clínica médico-estética de confianza.